domingo, 27 de junio de 2010

AGRIDULCE


Todos los años cuando llegan estas fechas me invade una sensación agridulce.
Por un lado llegan las vacaciones, más que para descansar para hacer las miles de cosas pendientes y por otro tener que decir adiós al cole, al día a día, a los niñ@s... Si el próximo curso volveré pero las cosas no serán iguales, nuevos compañeros, nuevos alumnos… Llevo dos años con cuatro de mis niños (tengo 5 en clase) y el próximo curso se van al “pasillo rojo”, mi cole se distribuye por colores, para ayudar a la estructuración espacial de los alumnos así como todo se indica con pictogramas y fotos reales. Ahí está la parte agria, la dulce tener más tiempo para mi familia, retomar el contacto con los amigos y nuevos proyectos
En fin
¡FELICES VACACIONES!

Y a tomar fuerzas…

1 comentario:

  1. que profesión tan bonita y tan dura. Las vacaciones son necesarias, necesitamos desconectar, recargar pilas, para llegar a septiembre con fuerza e ilusión. Bicos

    ResponderEliminar